martes, 4 de julio de 2017

Reseña: El Gran Gatsby.

Y aquí estamos de nuevo. Estrenamos el mes con una nueva tanda de reseñas. Hoy os traigo la reseña de un libro que leí con unas expectativas por las nubes, pero... ¡Comenzamos!



 








Título: El Gran Gatsby.
Título Original: The Great Gatsby
Autor: F.S.Fitzgerald
Editorial: Debolsillo.
Nº de páginas: 192
Encuadernación: Tapa blanda.
Autoconclusivo.


Esta es la historia del millonario hecho a sí mismo, Jay Gatsby, a quien sólo le mueve una obsesión: recuperar un amor de juventud. Pero Daisy es hoy una muchacha que forma parte de una sociedad frívola y aburrida de sí misma, una criatura encantadora y también dañina. Un magnífico retrato de heroicidad en un mundo decadente.



Como he dicho más arriba, cogí este libro con muchas y muy altas expectativas pero pasando las primeras páginas me di cuenta de que para nada era lo que yo había esperado.

Narra la historia de un hombre conocido por todos y conocido por nadie. Contradictorio, ¿Verdad? La única pregunta que te vas a hacer a lo largo de la lectura es: ¿Quién es Gatsby?
Es un hombre rico, divertido, inteligente... que esconde un aire misterioso y enigmático que no se puede resolver hasta más o menos el final del libro.

Pues esa pregunta nos la resuelve Nick Carroway, que es el narrador de la obra. Eso sí, muy poco a poco. No he podido conocerlo profundamente porque lo que está plasmado en el libro, es lo que hay, y no vas a conocer más del personaje, aunque quieras. Supongo que este fenómeno se da porque Nick no es el eje central de la historia, simplemente nos cuenta qué pasa con Gatsby, sobre su vida... Pero a la vez es uno de los elementos más importantes de la novela. Aparte de por ser nuestro narrador, Nick nos sitúa en la historia de Gatsby pero también en el Nueva York de la época de los años veinte, con su alta sociedad y sus fiestas de gente rica.

Justo la amistad de Nick y Gatsby comienza en una fiesta que realiza éste último, donde se forjará una amistad estrecha e íntima. Aunque esa amistad a mí me ha sonado más a interés que a cualquier otra cosa. Por parte de Nick hacia Gatsby porque tiene un ansia vital de conocer a Gatsby, de conocer todos sus secretos y sus misterios (cosa que se verá a lo largo del libro) y por parte de Gatsby a Nick... Os lo dirá el propio libro.

La narración que nos ofrece Fitzgerald es muy pesada, en la que no abundan los signos de puntuación ya que hay oraciones muy, muy largas en las que como máximo añade una coma. Esa forma de escribir se ha vuelto muy pesada para mí. La descripción es minuciosa con mucho recargo de detalles que a veces no venían a cuento. La verdad es que solo ha conseguido hacerme sentir perdida cada poco tiempo y que mi atención se dispersara cada dos por tres. Digamos que el libro no me ha atrapado.

Es una decepción para mí, porque yo tenía unas expectativas muy altas con este libro y pensé que de veras podría gustarme, pero no ha sido así. Y es una lástima
 
Por un momento el último rayo de sol cayó con romántico afecto sobre su rostro radiante; su voz me obligó a inclinarme hacia adelante, sin aliento mientras la oía… entonces se fue el brillo, y cada uno de los rayos abandonó su rostro con reticente pesar, como dejan los niños una calle animada al llegar la oscuridad.



¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? 
¡Nos vemos en la próxima reseña!

No hay comentarios:

Publicar un comentario